Categorías
Cultura Sin categoría Social

Síndrome de Maximiliano

Por Fernando Pérez

La enfermedad la cual infecta a gran cantidad de extranjeros que llegan a México, provocando que quieran quedarse o fusionándose con la tierra azteca.

México es un gran país lleno de belleza y diversidad, la cual se expresa tanto en sus bellos paisajes como en la apariencia de los mismos pobladores. Esta belleza es la misma que provoca que aquellos que visitan a nuestro país, sean víctimas de un trastorno el cual lleva más de un milenio propagándose entre a aquellos que visitan México y de cierta forma terminan quedándose, tanto en forma física como espiritual. 

El nombre de esta enfermedad altamente contagiosa fue nombrada por su servidor, en honor del segundo emperador de México, Maximiliano de Habsburgo, el cual tiempo después de tomar el cargo anteriormente mencionado , cambió su nombre a Maximiliano I de México, mostrando cómo este miembro de la familia real austriaca, adoptó su identidad como mexicano, debido a que tanto él, como su esposa, la emperatriz Carlota, decidieron dar la espalda a Europa y sumergirse completamente en la cultura local. Como consecuencia de esto, la pareja imperial se volvió, tanto mexicanista como indigenista, de forma que algunos mandatos del imperio parecían más a favor del pueblo mexicano (especialmente el indígena), que aquellos hechos por los juaristas. Un ejemplo de estos es que el cómo el imperio mexicano impuso el Náhuatl como lengua oficial junto al español.

Tristemente, el de esta época dentro de la historia mexicana culminó de forma triste con la ejecución del mismo emperador, el cual prefirió morir en su amado México que escapar de regreso a Europa.

Basándome en esta historia es el cómo nace este concepto, de forma que cómicamente la planteó como una enfermedad debido a que se propaga con tal rapidez que hace que vengan gran cantidad de extranjeros a nuestro territorio cada año. 

Regresando al tema principal, los síntomas pueden variar, debido a que se ha reportados desde un propenso deseo por aprender español, con mexicanismos, adoptar la calidez de los locales, resistencia a la comida picante, cierta adicción a los tacos, un deseo desenfrenado para quedarse en el territorio mexicano, entre otros síntomas. En el caso de que los pacientes no presenten este último síntoma se tiene que tener bajo vigilancia debido a que en cierto caso el deseo por regresar se puede manifestar en un lapso indefinido de tiempo.

En los últimos semestres se ha reportado un misterioso nuevo síntoma el cual se presenta en la piel, dado a que muchos pacientes son muy propensos a llevarse un recuerdo de México plasmado en la piel (algún referente de la cultura mexicana tatuado en la piel).

Como conclusión se recomienda poner en cuarentena inmediata a aquellos que presenten síntomas debido a que este síndrome es muy contagioso y como tal causa una gran felicidad y sentido de pertenencia a individuos los cuales no tenían ningún lazo con México, hasta que pusieron pie en suelo azteca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *